Las primeras tropas francesas abandonan Níger mientras se instala la Junta Militar


Este artículo se publicó originalmente en inglés

Las protestas antifrancesas ante el complejo de la embajada en Niamey marcaron una nueva hostilidad hacia las operaciones de París en el Sahel.

PUBLICIDAD

Los primeros soldados franceses han abandonado Níger dentro del plan de retirada exigida por la junta militar que gobierna el país.

Según varias fuentes de seguridad, las tropas partieron en un convoy terrestre con escolta local desde el oeste del país.

Los generales de Níger exigieron por primera vez que Francia retirara todas las tropas del país poco después de que llegaran al poder en un golpe de Estado a finales de julio. El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció su salida a finales de septiembre.

Un convoy de soldados llegó a Niamey a mediodía del martes, junto con camiones que transportaban equipos y vehículos blindados, según informa AFP. Un avión que transportaba material francés y un primer grupo de militares prioritarios también despegó de Niamey el lunes, indicó otra fuente militar.

El destino final de los convoyes franceses no ha sido anunciado oficialmente. Según fuentes cercanas, se dirigen a Chad, atravesando más de 1.600 kilómetros de carreteras y pistas para llegar a la capital, Yamena, donde se encuentra el centro de mando de las fuerzas francesas en el Sahel.

El régimen militar anunció el pasado viernes que la retirada de los soldados franceses se produciría «con total seguridad».

Tras el golpe de Estado de este verano en Níger, una multitud se congregó frente a la embajada francesa para exigir que su personal y las fuerzas militares asociadas abandonaran el país. Muchos de los presentes enarbolaban banderas rusas y carteles de apoyo al grupo mercenario Wagner, respaldado por el Kremlin, que se ha convertido en un importante agente de seguridad en muchos países africanos.

Sin embargo, no está claro cuánto apoya Rusia a Níger.

El fin de una era

Durante casi una década, unos 1.400 soldados franceses han sido desplegados en Níger para luchar contra los yihadistas junto a los nigerinos, de los cuales unos 1.000 en Niamey y 400 en la zona occidental de las «tres fronteras», donde el país linda con Mali y Burkina Faso.

Desde el verano de 2022, tras la salida de Francia de Mali y, luego, de Burkina Faso, Níger se había convertido en el socio clave de las operaciones antiyihadistas francesas en el Sahel, donde proliferan los grupos armados afiliados al Estado Islámico y a Al Qaeda.

Tras concluir una asociación de combate con Níger contra los grupos yihadistas, Francia amplió discretamente el complejo de Niamey con vehículos blindados y helicópteros, para reforzar los cinco drones armados Reaper y al menos tres cazas Mirage que ya se encontraban en el lugar.

Situado dentro de la base 101 de Níger, en la capital, el complejo alberga cientos de edificios prefabricados utilizados como oficinas, equipos informáticos, hangares y refugios modulares para los aviones, tiendas de campaña para los habitáculos, cabinas para los drones, excavadoras de ingeniería y camiones de bomberos.

Francia afirma que no tiene intención de entregar ningún material al ejército nigeriano.

Esta nueva retirada plantea a los franceses un importante reto logístico y de seguridad. Las opciones de viaje son limitadas e incluso peligrosas, con el riesgo de manifestaciones antifrancesas y la presencia de yihadistas vinculados a Boko Haram y a la rama de África Occidental del Estado Islámico en la zona de Diffa, al este de Chad.

Las fronteras terrestres de Níger con Benín y Nigeria también están cerradas desde el golpe de Estado nigerino del 26 de julio que depuso al presidente Mohamed Bazoum, aliado de Francia. Y los nigerinos han prohibido a los aviones civiles y militares franceses sobrevolar su territorio sin una exención oficial.

Sin embargo, Níger ha reabierto sus fronteras con Argelia, Libia, Burkina Faso, Malí y Chad.

Si los contenedores franceses se transportan a Chad, el viaje será largo, arduo y peligroso. Luego tendrán que transitar por el puerto de Douala, en Camerún, según una fuente cercana al asunto.



Source link

You may also like...