El Gobierno busca devolver credibilidad al antidopaje con el nombramiento de Silvia Calzón al frente de la CELAD | Deportes

Este es el mensaje, dicen desde el Gobierno: el deporte nos importa tanto, y queremos darle tal empuje, que al frente de la secretaría de Estado hemos puesto a un exministro de Cultura (José Manuel Rodríguez Uribes) y dirigiendo el antidopaje, una oficina fundamental en un año olímpico para asegurar la credibilidad internacional del país y de sus deportistas, a una mujer, Silvia Calzón (Sevilla, 1975), médica y doctora en Economía, que, cuando secretaria de Estado de Sanidad en el ministerio de Salvador Illa, fue clave en la organización del confinamiento de 2020 y en la puesta en marcha del plan de vacunación contra la covid.

Se cierra así, a los sones de una marcha triunfal, la crisis de la CELAD, la agencia antidopaje abierta con la revelación de presuntas irregularidades en la gestión de su director, José Luis Terreros, detalladas por una funcionaria en una denuncia ante el ministerio de Educación. Estas irregularidades en la tramitación de los controles y en la gestión de los resultados se plasmaron en varios positivos no castigados y en distintas sentencias de los tribunales de justicia anulando sanciones. El relato completo, y su difusión mediática, alarmó tanto a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que su reclamación crítica fue clave en la reacción del Gobierno español. El texto de la denuncia es la base de un informe enviado por el CSD a la Fiscalía General, que deberá decidir si aprecia indicios de delito penal o de infracción administrativa.

Reunido el viernes, el Consejo rector de la CELAD –10 personas bajo la presidencia de Rodríguez Uribes, a la vez presidente la CELAD—aprobó (nueve votos a favor, una abstención, la del representante de las comunidades autónomas, aragonés como Terreros) tanto el cese de su director desde 2017 como el nombramiento de la nueva directora.

Silvia Calzón es la sexta persona al frente de la agencia antidopaje española, creada en 2008 tras la entrada en vigor de la ley que penaliza el dopaje. También es el sexto perfil diferente en un cargo por el que han pasado políticos puros (el socialista Javier Martín del Burgo), una catedrática de Derecho (Ana Muñoz), un alumno suyo en la Universidad (Manuel Quintanar), un guardia civil (Enrique Bastida) y un médico (Terreros). Política de base (fue concejala por el PSOE en Utrera y sigue siendo miembro de la agrupación socialista de la localidad sevillana), médica especialista en prevención y salud pública, epidemióloga en el Servicio Andaluz de Salud y doctora en economía con máster en gestión sanitaria e investigación sobre la relación entre desigualdades sociales y salud, Silvia Calzón coincidió en el equipo de Sanidad de Illa con el anterior secretario de Estado para el deporte, Víctor Francos. Su gran logro, aplaudido aún por los conocedores de su gestión, fue lograr poner de acuerdo a las 17 comunidades autónomas en el plan de vacunación contra la covid.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

You may also like...